LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Química de identidades

Este post nació como comentario a Xmunch en su post «Los tres pilares de la comunidad transnacional: lengua, contexto y deliberación». Pero por el tamaño del mismo he decidido hacer un post en mi blog :-).

Quizás más que pilar la lengua sea una especie de caldo de cultivo en el que es posible el nacimiento de una identidad (por eso la definición de espacio latoc para la comunidad indiana). Pero para ello es necesario una reacción. En este caso la interacción en forma de deliberación.

El contexto es el resultado de la interacción. Esta reacción puede tener innumerables resultados dependiendo de los factores que estén involucrados en ella.

La comunidad imaginada sigue el proceso a la inversa, es decir, primero define un contexto al cual los diferentes nodos, personas, deben adherirse. La comunidad imaginada es un filtro que hace la reacción estéril. Por esto cualquier reacción con presencia del discurso de la comunidad imagina es incapaz de articular identidades fuera del marco de la ya establecida, es decir, solo podrá hacer pequeños cambios sobre un contexto ya definido.

Todo esto tiene tintes muy importantes. Y es que detrás de ello se esconde una determinada topologia de red que al fin y al cabo va a determinar el programar o ser programado. La comunidad imagina es un Frankenstein, vació y fuera de toda escala humana, que se pretende vivo usurpando los procesos de las comunidades reales de libre agregación. El mayor éxito de las comunidades imaginadas es verlo a la inversa y olvidar que detrás del Frankenstein está su creador hilando los hilos con sus propios intereses.

De ahí la importancia de que como ciberpunks no teníamos una «referencia de poder» fuera. Esto fue determinante para la emergencia de una identidad que supera la abstracción universalista.

Estoy muy químico 🙂 pero no nos equivoquemos creyendo que para tener una filé se puede seguir un proceso determinado y controlado. Esto nos puede llevar a crear nuevos Frankensteins. Y no, el nacimiento de una filé nada tiene que ver con la preparación de una tarta o con ir de compras.

Pero de todo esto sacamos algo muy claro: la importancia de las comunidades reales y sus futuros. De esto trata el ultimo libro de David de Ugarte «Los futuros que vienen».

Y es que teniendo muy claro esto y construyendo en consecuencia lo que surge es una filé… o está muy cerca.

«Química de identidades» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 6 de Enero de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Manuel Ortega.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.