LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Rajoy, llamada perdida

En 24 horas se dieron vuelta los sondeos. Una movilización en red organizada por SMS y apoyada desde la web floreció en manifestaciones frente a las sedes del PP por las principales capitales españolas como setas tras la tormenta, trayendo la confianza a los disidentes sin partido. La burda respuesta autoritaria del candidato popular, la hartera social frente a la manipulación mediática y una sensibilidad herida por cuatro años de intento de imposición de una identidad única, en el contexto de un país conmocionado por la matanza terrorista, hicieron el resto. España da carpetazo al último intento político por convertirla en una nación tal y como se concebían en el siglo XIX.

Sábado, hora de comer. Justo antes de la hora en que las cuadrillas de amigos quedan y organizan la tarde. Suena el móvil. Mensaje de texto:

¿Aznar de rositas? ¿Lo llaman jornada de reflexión y Urdazi trabajando? Hoy 13M, a las 18h. Sede PP C/ Génova 13. Sin partidos. Silencio por la verdad. ¡Pásalo

En menos de una hora el mensaje ha llegado ya a Barcelona y una red informal de gente se pone a convocar una movilización equivalente. Allí el teléfono fijo también movilizará redes de amigos. Los foros, la mensajería instantánea, las bitácoras, las listas de correo, trabajarán a pleno rendimiento hasta las seis. A esa hora ya hay más de doscientas personas en la calle Génova de Madrid. La prensa digital lo recoge. Conforme pasan las horas el número va creciendo, mil, dosmil, tresmil… La radio se hace eco y se alcanzan las cincomil personas. En Barcelona se convierte en una cacerolada masiva. El fenómeno está saltando de ciudad en ciudad: Bilbao, Gijón,Oviedo, Valencia, Palma de Mallorca, Santiago de Compostela, Alicante, Granada, Las Palmas, Sevilla, Zaragoza, Burgos, Badajoz…

El stablishment tiene miedo. Su Majestad el Rey llama al candidato socialista, Zapatero, para pedirle que llame a la cadena SER y pida que no de más cancha a la manifestaciones. Este lo hace. Pero no siendo el motor de la movilización tiene difícil pararla. El candidato popular, Rajoy, que ha dejado durante toda la campaña la cara más autoritaria para sus lugartenientes da una rueda de prensa en la sede de su partido pidiendo la represión de las manifestaciones. Al recogerlo los medios y aparecer en televisión, lo que quiere sea una sutil combinación de victimismo y firmeza se le vuelve en contra: aparece crispado, violento, patético, buscando convocantes inexistentes… fuera definitivamente del tiempo histórico. “Este tipo no sabe ni lo que es una cadena de mensajes, que decir de un flash-mob“, comenta un manifestante en un bar cercano a la zona de protestas. En ese momento se percibe en el aire la indignación: una nueva cadena masiva recorre España “Contra el golpe de estado del PP“, con nuevos puntos de cita. Desde sus casas, con móviles, algunos conectores de la naciente red informal se dedican a avisar a la prensa y llamar a radios y sitios de noticias. La noticia se amplifica una y otra vez. El mensaje funciona: España percibe que alguien cuyas respuestas son tan extemporáneas no puede ser el Presidente en los nuevos tiempos que el horror ha abierto. Rajoy ha perdido, él solito, las elecciones. El guerracivilismo autoritario del PP, que había optado como estrategia por asociar al terrorismo a todos los que no compartían su visión de la identidad nacional, ha acabado cobrándose al delfín de Aznar como víctima.

El fin de una etapa histórica

El gobierno del PP durante estos cuatro últimos años ha representado el último intento histórico de remozar España conforme a un ideal decimonónico de identidad nacional que no podía estar más alejado ni del sustrato diverso del país real ni del nuevo tiempo reticular que se abrió en el 89.

La generación nacida entre 1970 y 1980, la generación de los Spectrums y el SMS, de la web y los keitai, pero también, la generación de las víctimas del 11M y los manifestantes del sábado, representa otro tipo de identidad y otra realidad de país. Se abre un tiempo en el que nos va a tocar repensar el mundo, pero también en el que vamos a tener oportunidad de explicitar alternativas y opciones. Rajoy recibió un SMS y devolvió una llamada perdida. Sayonara, baby.

Apéndice: Archivo de SMSs de mi keitai

11M

De:Iñigo Medina
david dime que tu ave salia mas tarde o ayer estas bien? besos

De:Elena Acín
TE IBAS HOY A SEVILLA? ESPERO K ESTES BIEN, ELENA

De:Cristina Cortina
Hola!quiero pensar que estas en casita. Cuidate mucho y besos mil, Cris

De:Natalia Fernández (las Indias)
Estoy n ifema, de momento me quedo aqui, nat

De:Amaya
Parece que lo que escribes se cumple

12M

De:Beatriz
Intoxicacion informativa: Al Quaeda ha reinvindicado el atentado 4 veces. El gobierno lo niega. Pasalo..Ayer.

13M

De:Bie
¿Aznar de rositas? ¿Lo llaman jornada de reflexión y Urdazi trabajando? Hoy 13M, a las 18h. Sede PP C/ Génova 13. Sin partidos. Silencio por la verdad. ¡Pásalo

De:Amaya
Lo has oido? Detenidos marroquies e hindues

De:Niki
CONTRA EL GOLPE DE ESTADO del pp tod@s a la calle a las doce en sol* pasa el mensaje

De: Natalia Fernández (las Indias)
Si lo dieron en tele 5, pero seran ellos de verdad? Nat.

De:Niki
Miles.D.Personas.Estamos.En.Puerta.Del.Sol.Esto.No.Esta.Saliendo.En.Tv.Intenta.Q.Lo.Comuniquen.En.La.Red

De:Niki
Seguimos.Miles.D.Personas.En.La.Sededel.Pp.Genova.Gracias.Por.La.Info.Bso

14M

De:Suso
GANAMOS

De:Yasmina
Sinceramente, no me lo esperaba. ¿q ha pasao?.Pongo la tele y pum!

«Rajoy, llamada perdida» recibió 0 desde que se publicó el lunes 15 de marzo de 2004 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.