LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Reconstruyendo el crecimiento artesano

Cómo los rituales gremiales medievales nos cuentan un modelo de crecimiento que no puede sino resultarnos familiar…

La idea de que existe un óptimo o al menos unas proporciones óptimas en la composición de un taller trascendía, en los viejos gremios, a las normativas y los equilibrios de poder en la ciudad. Se trataba de hecho de un «universal», un número al que los practicantes de distintos artes llegaron por su propia evolución.

«Siete maestros, cinco compañeros y tres aprendices hacen a una logia justa y perfecta» siguen dicendo los masones de hoy. En versiones puramente operativas (no especulativas simbólicas como la masonería de hoy) como el famoso manuscrito de Edimburgo (1696), las mismas proporciones aparecen en forma de proceso: siete maestros bastarían para iniciar un taller, pudiendo aceptar cinco aprendices. Cuando estos cinco alcanzaran el compañerismo la logia podría tomar tres nuevos aprendices, alcanzando así su plenitud:

– ¿Qué es lo que hace a una logia justa y perfecta?
– 7 maestros, 5 aprendices, a un día de marcha de una población, de manera que no pueda oírse ni el ladrido de un perro ni el canto del gallo.
– ¿Nada más hace a una logia justa y perfecta?
– Sí, 5 masones y 3 aprendices recibidos.

Resultado, quince personas: Siete maestros (que se han formado durante siete años), cinco compañeros (en formación durante cinco) y tres aprendices (que se formarán durante tres).

El juego de proporciones de 3/5/7 se mantiene también más adelante, cuando ya el elemento simbólico especulativo es hegemónico en las logias y de todos los rituales gremiales tan sólo el de los canteros (también llamados masones libres o francmasones) ha seguido evolucionando. A partir del siglo XVII se considerará suficiente para un taller comenzar con tres maestros (un «triángulo») aunque bajo la tutela de otra logia. Aparece entonces una nueva máxima referida al número de maestros necesarios para formar un nuevo taller: «tres la dirigen, cinco la iluminan y siete la hacen justa y perfecta».

Una secuencia de crecimiento artesano

Reconstruyendo el proceso llegaríamos a un sistema de crecimiento por segregación en el que se aspira a un tamaño óptimo de 7/5/3 y en el que los maestros van formando lentamente y una vez superada esta proporción

  1. forman grupos de tres maestros («triángulos») que obtienen autonomía del taller original (la «logia madre»)
  2. los triángulos van creciendo con maestros provenientes de la «logia madre» hasta llegar a ser siete y poder admitir a los primeros cinco aprendices, momento en que pasarían a ser considerados un nuevo taller.
  3. estos luego se convertirán en compañeros y al llegar a cinco darán paso a un máximo de tres nuevos aprendices… cuando el nuevo taller ya esté, por otro lado, «exportando» maestros y empiece a convertirse a su vez en «logia madre» de otros

La lógica de todo este sistema podría resumirse en tres ideas:

  1. Muchos enseñan a pocos, a diferencia de los modelos formativos industriales basados en estructuras piramidales que miran de arriba a abajo, la formación artesana es una integración no un adiestramiento, la pirámide tiene la base en los maestros y su parte más fina en los aprendices
  2. No hay prisas ni vocación proselitista: formar un maestro lleva un mínimo de siete años, un taller no menos de una década
  3. Se crece por segregación, las personas son las que tienen que crecer y por tanto moverse -aprendiendo nuevas cosas, impulsando nuevos talleres- no la organización del taller que sólo busca llegar a unas proporciones de comunidad manejables y enriquecedoras para todos.

Una mención aparte merecería el que el taller deba estar «a un día de marcha de una población, de manera que no pueda oírse ni el ladrido de un perro ni el canto del gallo». Algo ya hemos dicho… pero seguramente merezca un poco más de reflexión.

«Reconstruyendo el crecimiento artesano» recibió 0 desde que se publicó el lunes 24 de enero de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.