LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Rolling

Millones y millones de cápsulas ruedan como tú. La experiencia te enseña a identificar a los moradores de las arenas, los roedores de aspecto gigantesco y los periodistas del lado oscuro, así como las estaciones de servicio con el mejor vino y cambio de dj con sistema de puntos.

Más que una casa, tengo un cuarto, bastante pequeño una vez que le pones muebles (que al final resultan ser necesarios) y por tanto algo incómodo. De vez en cuando voy al baño y a la cocina, pero mi espacio es este. Quizás el tamaño ayude a que para mí tenga ese aire de refugio, de cubículo que en vez de agobiar hace que me sienta abrazada por las paredes cuya frialdad amortigua el edredón, a falta de unos brazos más calientes y suaves. Las camas grandes tienen la ventaja de que puedes dar muchas vueltas y dormir en diagonal, que está muy bien, y el inconveniente de que a veces medio dormida alargas el brazo y no encuentras nada.

Entonces te cantas una nana brasileña o te cuentas un cuento para dormirte rápido y soñar mucho. Sueñas que tu cuarto es una cápsula que rueda por caminos sin final, que no se bifurcan sino que se dividen y cruzan de forma infinita. Millones y millones de cápsulas ruedan como tú. Los encuentros, fortuitos o buscados con otras cápsulas o comunidades de ellas pueden ser maravillosos. Para no confundirte, ayudan mucho las pegatinas y banderas que los ocupantes colocan en la carcasa; las más de fiar no se ven muy bien porque son transparentes. Pero la experiencia te enseña a identificar a los moradores de las arenas, los roedores de aspecto gigantesco y los periodistas del lado oscuro, así como las estaciones de servicio con el mejor vino y cambio de dj con sistema de puntos.

Me despierto y hago una excursión a la nevera. Llega uno de mis compañeros de piso, al que sí me gustaría ver más a menudo. Siempre está leyendo un buen libro o tiene alguna buena historia que contar. Hoy venía de ver las estrellas, con su telescopio nuevo bajo el brazo, de excursión con su grupo de astronomía, emocionado. Volvimos a comentar la antología del disparate de la derecha española y nos dimos las buenas noches contentos sin saber muy bien por qué. Quizás por estar optimistas, por intentar cada día derribar alguna alambrada del pasado, y tener la mirada limpia para ver las estrellas.

«Rolling» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 15 de Mayo de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.