LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

RSS: Spam connection

La Costa del Blog, como le llama irónicamente William Gibson, da para mucho más que para unas vacaciones en el ciberespacio. La revolución de las Bitácoras, no hace más que traer sorpresas y es ya la principal fuente de innovaciones dentro de Internet. El principal camino de cambios parece venir por la paulatina implantación del estándar RSS y el desarrollo de una serie de tecnologías y programas para su proceso.

El texto ganó la batalla titulaba optimista el escritor Alberto Noguera para quien merced a la extensión del uso del RSS, la WWW se ha vuelto proteica, eliminando las diferencias entre los sitios como nodos estancos y utilizando herramientas que amalgaman los contenidos. Se refiere sobre todo a los agregadores, programas similares a los clientes de correo que leen los sumarios RSS de las webs y presentan las novedades como si fueran mensajes entrantes. Pero también al resurgir de los portales comunitarios. Portales que lo son en sentido estricto: páginas de inicio que apuntan a una multitud de web de las que absorven titulares y descripciones. Webs como Los Liberales, prácticamente sin contenidos propios, que ofrecen de un vistazo un panorama de alguna familia de la web.

El fin de los newsletters

El spam supera al correo comercial y promocional de suscripción desde hace dos años. Los robots de captura de direcciones de email ha aumentado exponencialmente y hemos visto como nuestra bandeja de entrada se llenaba de desagradables y agresivos anuncios que nos bombardean desde lugares como China o Argentina y virus de todo tipo y condición. La solución: el filtrado. Los programas de correo de última generación como Evolution (que a partir de ahora será el estándar corporativo de Novell) separan automáticamente en una carpeta virtual aquellos mensajes que no van específicamente destinados a nosotros. Es decir, con el agua sucia de la bañera del spam, tiran también el niño de los newsletters.

Los newsletters han sido hasta ahora la columna vertebral de las comunidades virtuales. Desde el mítico Cheap Truth de Bruce Sterling, que diera pie al movimiento ciberpunk a principios de los ochenta, hasta esta misma bitácora, los boletines electrónicos han sido la amalgama del netweaving. La razón es que el correo electrónico es la tecnología más sencilla y usable de la red. Intuitivo, básico y con pocas prestaciones, da sin embargo mucho más poder al emisor que al receptor. ¿Cuantas veces hemos querido y no podido darnos de baja en una lista de correo?. ¿Cuantas veces el darnos de alta en una lista no ha abierto la puerta al spam o al bombardeo de virus?. Todo eso desaparece con los agregadores de índices RSS. El usuario tiene todo el control en todo momento. Por eso el debate en la red oscila entre los que defienden que RSS está dando la puntilla a los boletines y los que sin abandonar todavía el email-mkt se van preparando para vender servicios de lo que ya se llama RSS marketing y que en realidad supone la incorporación de las empresas a la blogsfera que anunciabamos hace ahora un año.

Batalla contra el spam: ¿incomprensión de la red o juegos de guerra?

Mientras el marketing serio se pasa a las nuevas técnicas, preparándose para un mundo sin spam, los políticos europeos siguen defendiendo la necesidad de legislaciones restrictivas al estilo de nuestra nefasta LSSICE. Los argumentos de los diputados laboristas ingleses que han convocado una cumbre mundial no son especialmente novedosos. El tono tecnófobo apocalíptico habitual: el spam es malo porque transmite mucha pornografía y su volumen puede empezar a reventar los servidores en febrero. Afirmación gratuita que supone un desconocimiento total de la arquitectura y funcionamiento de la red. ¿Qué es lo que se persigue? Obligar a Estados Unidos a reformas constitucionales que permitan la adopción de una legislación similar a la europea, con registros obligatorios y control estatal de las publicaciones. Un discurso que olvida que Argentina y China son hoy por hoy el origen del 30% del spam mundial. Sólo dos empresas chinas de spam suponen ya el 10% del correo no solicitado global.

Esta misma semana China anunció el bloqueo de 127 servidores de correo. Una noticia sorprendente que recogió sin inmutarse la prensa española. Sobre todo tendiendo en cuenta que el spam es un negocio vinculado necesariamente a la élite gobernante en un país donde todo lo relacionado con internet sufre un control brutal. Un análisis de los servidores bloqueados demostraba rápidamente que en realidad se trataba de un nuevo episodio de la ciberguerra que la dictadura china conduce contra su vecino Taiwan y un elemento más de censura a sus propios ciudadanos.

Y es que si el spam se está convirtiendo en el nuevo argumento para restringir las libertades en la red, como en su día fueron la pornografía o los manuales de fabricación de explosivos, el uso de RSS se perfila cada vez más como la respuesta correcta, resolviendo el problema a base de más libertad. Si internet necesita más control este habría de ser en todo caso por parte de los usuarios, no de los gobiernos y los poderosos. Digan lo que digan nuestros políticos y los laboristas británicos, China no marca el camino a seguir.

«RSS: Spam connection» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 15 de Septiembre de 2003 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.