LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Ruta Mexi

Nos cuesta mucho salir de casa, mucho no… una barbaridad pero eso sí, una vez que la decisión nos invade e improvisamos un plan perfecto, resulta decepcionante que agosto nos lo estropee.

Ayer por la noche, en uno de esos impulsos que nos caracterizan, decidimos salir de ruta mexi. Quien mejor que Rosa, la mejor taurina que tiene el país (o el mundo) y cuya siguiente afición después de los toros es Mexiland.

Tras ingerir un tanque de cerveza en el sitio donde habíamos quedado y que no nombraré pues no nos pusieron ni unos tristes panchitos a pesar de la cantidad de líquido ingerido, nos dirigimos al primer garito.

Creo que no hace falta explicar lo que es la ‘ruta mexi’. Pero por si alguien se confunde pensando que consiste en ir cantando rancheras bajo las terrazas de los amigos, explicaré que dicha ruta consite en ir a un restaurante o garito mexicano, pedir uno o dos platos con cerveza (Negra Modelo o en su defecto Coronita) y para terminar el combinado especialidad de la casa para después pedir que nos recomienden otro restaurante mexicano por la zona y volver a empezar.

Así, hasta que el cuerpo aguante o los garitos cierren y os aseguro que con el nivel etílico de los combinados mexicanos no es fácil superar a los horarios (cada vez más estrechos) de la hostelería madrileña.

Esto sólo se puede hacer con la comida mexicana y poco más, pues imaginaos hacer una ruta de italianos (un plato de pasta rellena por parada) o de coreanos (sólo conozco dos y están lejos) o de argentinos (muerte por indigestión de carne)….

La primera parada de anoche fue El Rey del Barrio (Hernán Cortés, 19), un local que no frecuentábamos a pesar de nuestra afición a esta cocina. Habíamos ido una vez, pero coincidió con el día después de la fiesta nacional mexicana y con un puente (o fin de semana, no recuerdo) y para su desesperación se habían quedado practicamente sin existencias.

Esta vez había de todo, estaba tranquilo (agosto, ya se sabe) y pudimos disfrutar de la decoración y de la conversación de Omar que nos atendió muy bien.

Comimos rajas con queso,queso con nata, pimiento, chiles y cebolla (muy picantes) y variado de sopes, unas pequeñas tortillas buenísimas con un sofrito encima con queso fresco riquísimo.

La especialidad alcoholica (bueno, una de ellas) es la sangría de Jalisco, con zumo de limón y naranja y tequila, y hubiéramos seguido probando si no fuera porque nuestro objetivo (no lo olvidemos) era hacer la ruta, buen método además para ver quien recomienda a quien o quien simplemente no recomienda.

La cosa pintaba emocionante, nos dirigíamos a Las Mañanitas, local con encanto ya conocido, pero al llegar no quisieron darnos mesa, ni barra ni nada y nos tuvimos que ir compuestos y sin tacos a buscar otro.

Aah, tarea ardua en agosto donde (mira que bien) nos encontramos en Malasaña a Noe y a Marta (otras valientes exploradoras del agosto madrileño) pero de mexicanos nada, ni uno que nos admitiera ni para una birra con totopos.

La idea ahora es volver al Rey del Barrio con los chicos de La Cuchara y echar allí más rato. Creo que la siguiente ruta mexi la dejamos para cuando se nos pase el chasco o termine agosto… o estemos en otra ciudad.

«Ruta Mexi» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 2 de Agosto de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.