LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Sabios comentaristas

  1. Respondiendo ayer a un comentario de Omar Acosta al último post, me di cuenta de algo que se me había escapado.

    Si la filé es la superposión de comunidad y empresa, en realidad es una comunidad con empresa(s) y no una empresa con comunidad. Por eso es más probable que las filé nazcan del desarrollo de comunidades que de la evolución de las empresas. Esto no quita que precisamente por eso, la democratización de empresas se convierta en un producto de consultoría cada vez más demandado ni que el el neovenecianismo entendido como fenómeno social no sea relevante por muy tocado que esté por la crisis. La cuestión es que seguramente de trate de fenómenos relativamente convergentes más que de dos facetas del mismo fenómeno como habíamos pensado en un principio.

  2. De fondo, la mayor dificultad estriba en el tipo de relaciones que la empresa burocrática ha consolidado y convertido en cultura. Comentando el post sobre el valor de la palabra, mi viejo amigo Marcelo Lewin comenta:

    La cábala dice que el mundo fue “diseñado” con las palabras. Por eso todas las técnicas de meditación de la cábala son con palabras, su valor númerico y, en definitiva, las letras en hebreo. Pero este diseño se plasma en hechos. De hecho, Génesis empieza con “Bereshit bara elohim”, en el principio d-os creó (y ese creó tiene sentido material…). Siempre debe haber un acto creativo que transforma la materia…..y esa materia vuelve a
    transformar el mundo espiritual.

    Brit milá implica un pacto con el creador, donde lo que hacemos es reconocer que este mundo es imperfecto, pero podemos perfeccionarlo. Por eso se corta el prepucio, simbolizando que con ese acto material podemos cambiar el mundo espiritual… adicionalmente, el acto de cortar/separar no es casual. Una persona de se vuelve tzadik (justa) cuando está separada/cortada (de sus pasiones, de su egoismo, etc….)

    A nivel situación económica actual….contemplando/analizando no está la solución. Solo haciendo, creando, innovando, se va sobrevivir…..

    Difícilmente puede ser mejor explicado cómo el valor de la palabra reside en el compromiso que implica con la realidad, en la voluntad de hacer cambios y reconocer en los errores la posibilidad de hacer y mejorarnos. Al fin Marcelo nos remite una vez más a la diferencia entre la empresa como lugar de profesión, y la empresa desubjetivada, pretendidamente neutral o amoral, donde la iniciativa acaba siendo simplemente peligrosa.

«Sabios comentaristas» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 4 de Marzo de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.