LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Segregacionistas: migrar para seguir siendo

Una breve historia de uno de los movimientos comunitarios más llamativos de los siglos XIX y XX; llena de personajes pintorescos: visionarios y aventureros, mormones y esperantistas, anarquistas americanos y pacifistas rusos.

Utah
Hacía tiempo que quería editar y actualizar todas aquellas historias frikis que había escrito para la primera edición en papel de «Filés: de las naciones a las redes» y que en 2010 desaparecieron de la edición final de la «Trilogía de las redes». Algunas, como la dedicada a los orígenes del esperantismo -que hubiera sido imposible redactar sin el trabajo de investigación de Pere Quintana– me volvían una y otra vez a la memoria mientras leía e investigaba sobre algunos movimientos contemporáneos.

nova-izrael-san-javier-urguayAsí que estas últimas semanas le dediqué los escasos ratos libres. El resultado es un ensayito breve y entretenido de 9.842 palabras: «Segregacionistas», ya disponible en html y que pronto pasaremos a formato epub en la Biblioteca de las Indias.

Reencontrarme con el «segregacionismo» ha sido muy interesante. En estos años, sus últimos avatares han evolucionado hacia posiciones que no permiten ya clasificarles así. Seasteading ha pasado de ser una fundación dedicada a hacer realidad el sueño de crear ciudades flotantes en aguas internacionales a proponer «start up cities» a los estados que están planteándose crear «charter cities» y «zonas de desarrollo especial». El movimiento más cercano al original segregacionismo que una vez defendió Zamenhof (una comunidad neutral, con una lengua neutral, en un lugar neutral), la Esperanta Civito, está muy lejos de proponer ningún tipo de migración colectiva y recuerda más a cualquier asociación de defensa de una cultura «diaspórica» que a un segregacionismo clásico. Y para qué hablar de los intentos de crear países virtuales. Tras la amarga experiencia original, la desaparición a menos de un año de su fundación de la tardía réplica hispana y el similar destino de aplaudidos intentos europeos, son pocos los que pueden confiar en que nuevos experimentos del «sionismo digital» lleguen a ser algo más que juegos de rol. Resumiendo: el segregacionismo ha muerto.

wagontrainplains1Y es en parte por eso que podemos ahora disfrutar de la grandeza de sus historias sin tener que insistir en las miserias de unos ni en los fracasos de otros. Si hoy tienen alguna operatividad estos relatos es como mitos, como referencias literarias. Y en cualquier caso, no está mal recordar a aquellos que en plena efervescencia del nacionalismo supieron poner por delante sus creencias, su gente y el deseo de construir por sí mismos un futuro, en vez de aceptar sin más la comunidad imaginada que se les imponía desde el estado.

Así que sin tener ya qué decir, por obvio, que hoy los tiros van por otro lado, espero que disfruten «Segregacionistas».

«Segregacionistas: migrar para seguir siendo» recibió 8 desde que se publicó el lunes 22 de septiembre de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.