LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Significado, herencia y capital simbólico del 15M

Pelear por la memoria y el capital simbólico del 15M es pelear por un difunto que no va a resucitar y que pasará a la historia como predecesor de lo que vino después: los movimientos contra las políticas de austeridad y la reinvención de la izquierda española, o dicho en menos palabras, las Mareas y Podemos.

xnet

Se queja Simona Levi de que Podemos se haya apropiado del capital simbólico del 15M y avisa al movimiento NouitDebut para que no le pase lo mismo. Define el 15M como un «proceso revolucionario» y le adjudica cuatro características programáticas que son las que Xnet, el valioso grupo ciberactivista del que forma parte, quería para ese y cualquier otro movimiento social. Características que son muy cercanas a las cuatro características que en aquel mayo de 2011 usamos para juzgar lo que estaba pasando en Sol. Podría pensarse que X.net en Barcelona supo ver cosas que a los indianos se nos escaparon en Madrid. O que simplemente, eran movimientos distintos.

Me cuesta creerlo. Pero en todo caso, si tomamos como referencia la Puerta del Sol, y dejando de lado los grupos que convocaron la manifestación original, cuando se consolidó la acampada era claro que el 15M no era un movimiento que surgiera de una deliberación anterior y distribuida, no partía de un consenso previo como habían tenido las revoluciones de colores o las primaveras árabes. Por eso se olvidó tan pronto que todo había comenzado por una manifestación contra la ley Sinde. Por eso desaparecieron tan pronto las reivindicaciones contra la LPI y lo que significaba. Simplemente la propiedad intelectual y los monopolios creados desde el estado no estaban en la agenda de la gente que se sintió concernida y convocada por el movimiento.

El 15M, como vieron bien Cebrián y Escolar, estaba condenado a convertirse de movimiento «expresivo» de un descontento, en un movimiento deliberativo que prepararía la reinvención de la izquierda. Y la izquierda que tenía que salir era la que ya era hegemónica generacionalmente, la que se había identificado con el diario Público y que el zapaterismo no supo ni pudo mantener a su lado. Podemos ha sabido representarla bien, reconozcámoslo, de ahí su éxito. Podemos no ha robado el capital simbólico de la puerta del Sol, ha sabido articularlo y rentabilizarlo. ¿Deseábamos mundos mejores? Claro, pero no se puede decir que no fuera previsible o que todo fuera «viento en popa» hasta 2014.

La diferencia de fondo

Simona Levi y sus compañeros interpretan que un movimiento es lo que una parte de ese movimiento, quizás la más dinámica y la más original, pero una parte al fin, quieren que el movimiento sea. Pero el significado de los grandes movimientos sociales está limitado por aquello a lo que la gran mayoría de la gente que se siente convocada puede aspirar e imaginar.

Por supuesto que en la Reforma protestante hubo grupos y dirigentes que querían una sociedad comunitaria… pero ese no era el significado del movimiento de la Reforma y por eso lo que quedó fue Lutero y Calvino, no los hutteritas ni los munzerianos. Por supuesto que en el kibutz había una mayoría no nacionalista, pero la significación de la independencia de Israel la iba a poner Ben Gurion y la iban a modelar en el tiempo los nacionalistas «clásicos». No podía ser de otra manera. Porque los movimientos no toman la forma del deseo de sus activistas, sino aquella que refleja tanto las limitaciones como las aspiraciones materiales de la gente a la que se convoca.

¿Dónde estaban las experiencias previas de deliberación distribuida, de autogobierno, de economía comunitaria de la inmensidad de gente que participó en el 15M? ¿Formaban parte de la experiencia de esa masa social a la que se convocaba? No, por supuesto que no. Esa masa social no estaba en el mundo de la revolución productiva y de la ética hacker, seguía en el mito de la Transición, el mito de la centralidad de la política y de estado bienhechor.

El capital simbólico está en la gente concernida y movilizada, que es la que da significado a los símbolos. Nadie puede robar capital simbólico al 15M. El conjunto de símbolos que hacen su capital abren solo los significados que la gran mayoría de los convocados y concernidos les puede dar. Si el grupo que formó el núcleo original de Podemos ha sido el beneficiario final, no fue gracias a Intereconomía y la Sexta, ni siquiera gracias a disponer de canales propios de TV ni a la ayuda económica iraní o venezolana, es porque lo que Podemos ofrecía estaba más cerca de la memoria y de la imaginación de la gente que participó y se sintió identificada que de la experiencia de las redes distribuidas, el ciberactivismo, las comunidades virtuales, la blogsfera y la erosión de la red por los centralizadores o la producción p2p que teníamos en Xnet o en las Indias.

Pelear por la memoria y el capital simbólico del 15M es pelear por un difunto que no va a resucitar y que pasará a la historia como predecesor de lo que vino después: los movimientos contra las políticas de austeridad y la reinvención de la izquierda española, o dicho en menos palabras, las Mareas y Podemos.

No sé si sobre esto nos pondremos de acuerdo nunca con Xnet, pero creo que más que intentar casar la memoria establecida social y mediáticamente con la memoria comunitaria de los activistas, seguramente sea el momento de pasar a otro plano de discusión, poner en valor lo aprendido y hacer propuestas nuevas.

«Significado, herencia y capital simbólico del 15M» recibió 31 desde que se publicó el sábado 14 de mayo de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.