LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Bajo la presidencia de Lula da Silva, Brasil se ha configurado como una potencia mundial y ha desempeñado un importante papel tanto dentro como fuera del ámbito Iberoamericano. Las próximas elecciones presidenciales serán un momento clave para consolidar el liderazgo actual, a los candidatos del PSD -Manuel Serra- y PT -Dilma Rouseff- puede unirse Marina Silva, ex-Ministra de Medioambiente que acaba de abandonar el PT para liderar el partido de los Verdes.

Brasil se ha diferenciado en los últimos años del discurso político global en una apuesta por la creación de uno propio y diferenciado, sus ejes, Internet, software libre, medioambiente y una fuerte política energética, aprovechando el tirón de los precios del petróleo en combinación con una clara apuesta por las energías renovables.

Mantener este rumbo le puede suponer confirgurarse como la potencia alternativa a los EEUU. Ningún país hasta el momento se ha lanzado a construir un discurso propio y potente; lejos nos queda el recuerdo de la Unión Soviética o la China actual, sin duda modelos ambos muy particulares y poco universalizables. Pero Brasil ha llegado con esos cinco minutos de adelanto para marcar la tendencia de una nueva forma de pensar un país y cambiar los ejes tradicionales de ordenación económica y social.

Marina Silva, puede arrastrar a buena parte de los votantes del PT, representa este nuevo discurso y tiene un recorrido biográfico carismático. En declaraciones de Gilberto Gil, ex-Ministro de Cultura “de ser candidata, es una persona de alta significación. Tiene una historia importante, representa la emergencia de los sectores populares en el ámbito político”.

Si, como parece, la segunda vuelta de las presidenciales está entre Serra y Silva, la alternativa tendría repercusiones globales más profundas. Si Silva representaría de forma natural a Brasil como potencia alternativa al discurso norteamericano de la globalización, Serra situaría al país en impasse internacional, sería un consolidador y un antecesor. El resultado electoral dirá pues al mundo como Brasil mide sus propias fuerzas a la hora de plantearse como potencia económica y referencia ideológica global.

urchinTracker();

«Teléfono verde, volamos hacia Brasil» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 2 de Septiembre de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.