LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Tendencias que son razones para el optimismo

A lo largo de este año, buena parte de lo que se consideraba tendencia en los años anteriores se ha ido consolidando. Es el caso de la economía directa, el modo de producción p2p o las compañías comunitarias.

trendsSi hay algo que no puede faltar en las últimas semanas del año son las recopilaciones de los grandes éxitos, lo top ten de todo, ya sean películas, libros, videojuegos o software. Pocos se resisten a publicar las listas de sus favoritos. Más riesgo tiene sin embargo avanzar cuáles serán las modas, los pasatiempos, las tendencias. Y es que no es sencillo identificar cuáles serán los modelos que se integrarán en las conductas sociales a corto plazo. La búsqueda de las claves para entender el fenómeno de las modas, y en especial de su propagación es algo que se ha abordado desde muchas miradas, incluida la ciencia ficción.

Connie Willis en «La Oveja Mansa», relata la historia de una investigadora que intenta identificar los patrones que hacen posible que algo se adopte de manera natural y masiva. Busca al early adopter que inconscientemente asimila de forma prematura un nuevo comportamiento y es capaz de contagiarlo a los demás. Entre otros, retrata lo que años después se convertiría en la fiebre global Starbucks y la nueva forma de consumo de café. Escrito en 1996, se adelantaba en cuatro años al superventas de Malcolm Gladwell, «The Tipping Point».

Connie WillisUno y otro libro ponían el foco en distintos tipos humanos capaces de hacer que algo nuevo genere un tipping point. Gladwell llamaba nuestra atención sobre los hubs, los conectores, capaces de hacer visible un cambio, una idea, un producto, a muchas personas a la vez, normalizándolo y haciéndolo despegar en el mercado a base de aumentar el conocimiento común. Willis tomaba la imagen de la oveja mansa, de la persona poco o nada destacable en su entorno, casi banal, pero que por lo mismo, hacia socialmente aceptable el uso de cualquier novedad que adoptara, reduciendo los umbrales de rebeldía de quienes conocía para cada novedad que incorporara a su propia vida.

No es un tema menor: la cuestión no es solamente la tecnología o los nuevos productos, porque en realidad, cuando salen al mercado no son más que una propuesta. La cuestión es cómo hubs y ovejas mansas van a reaccionar frente a ellas. Por eso una invención, la salida al mercado de un nuevo artefacto, es capaz de desencadenar un efecto inesperado. Olas de cambio en la cotidianidad se sucederán e integrarán el nuevo artefacto en nuestras vidas. Pronosticar con éxito qué tendencias van a socializarse nos permite detectar oportunidades de negocio en un espacio que, dependiendo de los receptores sociales, podrá dar paso a la creación de sectores económicos completamente nuevos.

Recuperar libertad es tendencia

A lo largo de este año, buena parte de lo que considerábamos tendencia en los años anteriores se ha ido consolidando: economía directa, primeros esbozos del modo de producción p2p y compañías comunitarias.

Y de hecho, un repaso a las tendencias para el próximo año muestra la incorporación de estos conceptos en los modelos de negocio de sectores tan diversos como la educación, la salud, el desarrollo personal o el consumo.

Pero, ¿Qué hay de común en ellos?

  1. Son posibles gracias al desarrollo de la economía directa que minimiza las barreras de acceso a la producción y la comercialización de servicios y productos.
  2. Acompañan procesos de desarrollo personal con enfoque y refuerzo en la responsabilidad individual. Es el caso de la emergente Civic Tech, sector que viene a reflejar la madurez de buena parte del tejido social, que intenta dar el paso de lo conversacional a la actividad económica. Ámbitos colaborativos y procesos de deliberación se están viendo reforzados por nuevas empresas de servicios y consiguiendo el apoyo de unos inversores en búsqueda de proyectos que generen significado y repercutan de modo positivo en el entorno social.
  3. Buscan desarrollar la lógica de lo libre, compartir más allá del software o de los archivos: de la Myquiatry, al «Manual de Cuadros» que regalamos a nuestros lectores, pasando por el reciente emprendimiento de Gary Fung, fundador de Isohunt, que con «Viva 10.23» intenta materializar la máxima de dar al consumidor lo que pida en cada momento. Un escenario donde de nuevo la economía directa es la música de fondo y flota un cierto recuerdo de la organización de comunidades online y de la conceptualización del usuario como productor y consumidor.

    Y aún hay más, apuntando nuevos elementos vertebrales para la organización de sistemas complejos: sistemas energéticos completamente autónomos y proyectos de Internet distribuida

Motivos para el optimismo

A las finales, a través de estos tres ejes, la tendencia de fondo apunta al desarrollo de la soberanía y autonomía personal. Dos elementos que con independencia de modas y a pesar de la fuerte contratendencia que representa la recentralización de Internet impulsada por los libros de caras, Google y los estados, siguen estando presentes en el núcleo transformador de las nuevas ofertas.

Así que aunque, como decíamos en nuestro editorial de Navidad de este año,

el futuro que amamos y entrevimos desde los años del ciberpunk, el del poder distribuído y la disipación de rentas, el que nos dio forma más que ninguna otra cosa, ya no es una oportunidad inmediata

el caso es que sigue siendo tendencia. No es «un futuro del pasado» ni un futuro muerto. No se acabó la partida, estamos ante un «siga jugando» que puede llevarnos mucho más lejos: a todos esos nuevos futuros que podremos construir si rechazamos el papel de ovejas mansas que nos reservan los hypes mediáticos y aprendemos a juzgar las tecnologías por la soberanía que aportan -o restan- a nuestras propias vidas.

«Tendencias que son razones para el optimismo» recibió 9 desde que se publicó el Miércoles 25 de Diciembre de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.