LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Ubicuidad: más allá de ver el mundo con otras gafas

El triunfo de la movilidad es el prólogo de la ubicuidad de la información. Pero cuando cada objeto tenga su posición en la red y nos provea de info, vendrá una batalla por el control de las cosas a través del control de sus interfaces que dejará pequeñas todas las batallas pasadas por la propiedad intelectual y la recentralización de la red.

new-yorkers-life-with-google-glassCorría 2003 y los indianos poníamos el foco sobre Ken Sakamura. Creador del primer sistema operativo libre en los setenta, todo su trabajo se encaminaba hacia la computación ubicua. En 2008 llenaba Tokio de pequeños dispositivos que hablaban entre si creando la primera inteligencia ambiental urbana:

De acuerdo con las autoridades públicas japonesas, Sakamura está llenando Tokio de miles de tags, está creando una inmensa «demo¢ real de su visionaria tecnología. Mediante pequeños dispositivos se captan continuamente las señales de estos ucodes, que por medios inalámbricos, acceden a bases de datos que envían información contextual de vuelta al comunicador: guía turístico multi-idioma, información gráfica sobre desplazamientos, avisos de emergencia, o para ciegos o personas en silla de ruedas poder incrementar su autonomía personal con comunicadores incrustados en el bastón o en la silla (no olvidemos su larga autonomía por su bajo consumo), en resumen: información ubicua, atención, privacidad, vida más fácil.

Era la época en que se fijaba una nueva agenda. En 2007 habíamos puesto el foco en el fabbing y la computación ubicua, unidos en buena medida en el concepto de «spime», objetos «parlantes» con capas accesibles de información. Y claro, más allá de jugar con la tostadora y la nevera en propuestas que ya veníamos haciendo desde 2003 -y que nadie se decidía a comprarnos- las experiencias de Sakamura nos abrían el cielo:

Tron es ya hoy el cerebro de millones de abejitas electrónicas. Dispositivos tan pequeños y cotidianos que no nos hacen sospechar. Son las abejas obreras del mundo por venir. El cerebro es el enjambre. Y su destino es unirse con la nube social en la que se ha convertido la Internet de las personas y las redes.

Y jugamos entonces con conejitos interconectados que te leían las llaves y te avisaban por sms de quién entraba o salía de la oficina… pero no podían gustarnos demasiado tiempo porque partían de la recentralización… y por eso murieron. Vinieron luego los microdrones y con ellos la idea robbiana de dronenet. Y mientras tanto el boom de la raspberry pi y la irresistible ascensión desde el móvil a las google glass y de ahí a nuevas y ubicuas formas de realidad aumentada. Y ahora Pinoccio, un ecosistema electrónico completo para construir la Internet de las cosas desde el hardware y el software libres.

¿Hacia dónde converge todo?

Unamos todos los puntos anteriores a la reconquista de la internet móvil por el software libre ¿qué queda?

Queda un entorno donde «las cosas se conectan y hablan» entre si y con nosotros mostrando capas de información que podemos ver desde el parabrisas del coche, el teléfono o unas meta-gafas. Buena parte de ellas están construidas con hardware libre, bastantes de ellas están «hechas en casa» y la mayoría utilizan Linux como base de una manera más o menos clara. Un porcentaje relevante conecta la red de cosas con Internet, bien automáticamente bien a través de la interacción con personas cuyos interfaces, al «leerlas» las colocan en repositorios públicos. Movilidad es hoy el prólogo de ubicuidad.

Las posiciones de partida de lo libre y lo distribuido, las que nos permiten soñar con una evolución hacia nuevas formas cohesivas de producción son muy buenas. Pero la batalla feroz por el control de los flujos de información se convertirá igualmente en una guerra por el control de las cosas a través de los interfaces que las controlan y ligan entre si.

El mundo virtual superpuesto que Daniel Suárez creó en «Fredom (TM)», fracturado en comunidades con redes propias en busca de futuros divergentes está más cerca de lo que pensamos.

«Ubicuidad: más allá de ver el mundo con otras gafas» recibió 1 desde que se publicó el domingo 19 de mayo de 2013 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.