LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

No somos otra cosa que lo que hacemos, que el sentido que genera ese hacer -nuestra existencia- en un mundo que, por sí, es mudo y no tiene un significado por sí mismo que contarnos. Por eso nos parece absurdo… hasta que en el hacer, y el único hacer posible es un hacer con otros, lo llenamos de significado. Ese es el momento de la rebelión, el momento en que nos dotamos de un ethos y de objetivos. Es entonces cuando la vida empieza a hacérsenos corta, angustiosamente corta, porque el hacer nos llevará a tener aun más ganas de hacer. Nos haremos adictos a la vida. No será una vida sin conflicto, al revés, estará llena de dudas, de caminos alternativos, de aprendizajes, pero será una vida satisfactoria porque la vida se llena cuando empezamos a colmarla de haceres.

En el sentido contrario, respondiendo a la pregunta básica («¿por qué hay quien se suicida?»), las «esencias», abstractos vacíos y alienantes. Esencias nacionales, sociales, religiosas, históricas, raciales… y también individuales. La rebelión del individuo que hurga en su propia esencia -que como nada es, al nihilismo conduce- solo tiene dos horizontes: la masacre y el suicidio. Pero tan vacío está el individuo como la patria, la justicia social o cualquier absoluto hijo de una comunidad imaginada. Todo ser -real o imaginado- es en sí mismo un vacío infinito y yermo, estático, esterilizante… y por lo mismo, está abocado a la violencia de una realidad que pretende imponer.

¿Y entonces? «Toda generosidad hacia el futuro reside en darlo todo al presente» (Camus). La única alternativa, el único entusiasmo constructivo, nace de hacer de esos haceres con objetivos -es de decir, del trabajo- una nueva fuente de certezas, un nuevo sagrado capaz de reclamar la unidad en lo pequeño e iluminar a otros (Gordon). El trabajo así entendido es la herramienta para pasar de la «búsqueda personal» a la «realización personal» (Buber) de esos valores de los que nos dotamos para el hacer con otros, concretos y materiales, tangibles, conocidos: la comunidad real que convierte la existencia en identidad (Adler) y en la que aprendemos y damos forma a la responsabilidad que nos une con el conjunto de la especie de formas prácticas y no impositivas (Dewey).

«Un breve filosófico para un domingo a la mañana» recibió 10 desde que se publicó el Domingo 6 de Diciembre de 2015 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias