LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Un comentario a Jose Luís Orihuela

Comentario a «La Información quiere ser libre» (junio, 2009) para un libro homenaje al gran maestro cordobés.

Las arquitecturas de las comunicaciones siempre dieron forma al poder. Las postas centralizadas construyeron a las capitales de la monarquía absoluta como centros generadores de identidad. Es más, dieron forma también a la alteridad revolucionaria de los primeros clubs de la revolución francesa, como los jacobinos de Robespierre, de hecho hasta hoy llamamos «estado jacobino» al estado extremadamente centralista que conserva la lógica de aquel sistema.

La gran revolución en las formas del poder no vendría hasta la llegada de la primera gran infraestructura descentralizada de telecomunicaciones: el telégrafo. Al telégrafo debemos el mundo que se abrió en la segunda mitad del XIX, con lo bueno y lo malo: el estado federal, el imperialismo, la democracia, el pluralismo, los partidos de masas, el sistema mediático, la literatura popular, las agencias de prensa… El telégrafo dio forma al mundo que heredamos en el siglo XX. Sus categorías son las del poder que conocimos hegemónico fuera del signo que fuera. Porque lo hegemónico son las formas y las formas no son inocentes. El juego de la política dice, en cada contexto, como se reparten los papeles, pero los papeles mismos vienen dados por la tecnología y la forma con la que esa estructura estructura la sociedad. E Internet en eso supone un cambio radical de reglas, tan radical como el telégrafo. Si entonces se trataba del paso de una sociedad centralizada a una descentralizada, ahora estamos pasando a vivir en un mundo donde las redes distribuidas empiezan a exigir que su lógica sea incorporada al estado, los mercados y la creación de valores y discursos sociales.

Por eso todos estos movimientos, desde Manila en el año 2000 a Egipto en 2011 representan algo más que cambios políticos, más incluso que una nueva «primavera global» de la democracia. Son la expresión no sólo de un nuevo reparto de cartas, sino sobre todo de un cambio de barajas, del tipo de barajas y por tanto de las reglas con la que se practica el gran juego del conflicto y la convivencia social.

«Un comentario a Jose Luís Orihuela» recibió 0 desde que se publicó el miércoles 6 de abril de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.