LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Un kibutz en Hokkaido

Una somera historia del kibutz Akan, el caso único de un kibutz japonés que propuso redes distribuidas y economía directa hace cuarenta años y que sigue existiendo en las montañas de Hokkaido.

Prácticas en las Indias

tezuka nebuyoshiTezuka Nobuyoshi 手塚信吉 (1892∼1978) supo ser lo que en los cincuenta se llamaba un «industrial de éxito». Su empresa, la «Corporación para la Electrificación Toho» había jugado un importante papel en la electrificación de las zonas rurales de Hokkaido antes y después de la guerra y contaba entre sus logros con una de las primeras centrales hidroeléctricas de la isla. En 1962, cuando la empresa contaba con 2000 trabajadores, a la vuelta de un viaje de negocios a Europa visita Israel y «descubre» el kibutz. La combinación de sistema educativo, propiedad comunal, industria de pequeña escala y agricultura le pareció «la» fórmula.

Cuando volvió a Japón vendió su fábrica y lo que obtuvo se lo donó a la «Asociación Japonesa del Kibutz» creada por él mismo. La primera actividad de la asociación fue lanzar la revista «Kibbutz mensual» proponiendo el nuevo modelo. La distribuyó extensamente y pronto ganó socios y aliados como Zenzo Kusakari un profesor de la Universidad de Hokkaido que ya había realizado varios viajes de estudios a Israel y la misma asociación de cooperativas agrarias japonesas que le cedió espacio regularmente en su revista popular de tirada masiva. Comienza entonces una intensa labor propagandística organizando conferencias, escribiendo libros y becando a jóvenes para pasar estancias más o menos largas en kibutz israelíes. En total envió más de quinientos cincuenta hasta 1970.

kibutz akanPara 1971 la asociación ya cuenta con un millar de socios y lanza toda una nueva estrategia: en primer lugar se crea la primera comunidad propia, el «Kibutz Akan», en la aldea de Akan, en Hokkaido, que complementará la agricultura con formación para el entorno a través de la «Nueva Escuela de la Naturaleza» a través de la que el kibutz organizará para los campesinos de la zona cursos de agricultura, explotación forestal, conservación del entorno e idiomas. Para organizar estos últimos reclutará hasta 2013 y fundamentalmente durante los veranos, voluntarios de todo el mundo anglófono.

Un salto adelante

Pero en 1971 el octogenario Tabuyoshi, aspira a un mayor impacto: gana para la asociación a la mayor parte de las comunidades ya existentes en Japón -algunas fundadas a principios de siglo- y en consecuencia le cambia el nombre «Movimiento Comunal Japonés». El espectro de los nuevos socios va desde un grupo budista que contaba con más de cuarenta comunas a dos comunidades cooperativas del Partido Comunista.

SSJ kibutz akanEn 1973, desde el kibutz Akan, comienzan a lanzar un suplemento en inglés para la revista de la asociación. Se llama «Commumanity» y sus 58 números (el último publicado en 1983) intentarán abrir una conversación con los kibutz israelíes y el movimiento comunitarista de la época en el resto del mundo. No tienen éxito.

En 1976 lanzan el manifiesto «Un movimiento comunal por la descentralización», que adelanta la perspectiva de la viabilidad de un modelo industrial de pequeñas escalas y gran alcance y propone construir una gran red distribuida y transnacional de cooperativas y comunidades igualitarias interconectadas en la imaginación de un mercado y de una red de apoyo mutuo global de nuevo tipo (parecido a lo que hoy llamaríamos filé). Preocupados por crear desde el principio relaciones igualitarias proponen como lengua auxiliar para el movimiento, el uso del esperanto y la creación de un calendario regular de eventos, la publicación conjunta de revistas y la puesta en marcha de algunos centros de coordinación. Conseguirán realizar dos encuentros, uno en el Norte de Italia en 1975 y otro en Francia en 1976, con la ausencia total de los grupos de comunidades angloparlantes. Con el ambiente comunitario europeo marcado además por la descomposición y el postureo sesentayochista ninguno de estos encuentros llevará a nada. La decepción reducirá su presencia internacional a una ponencia en 1985 en la conferencia de la anglófona ICSA (Asociación Internacional de Estudios Comunitarios) en la que se limitarán a contar someramente la trayectoria de la asociación.

Los noventa y el cambio de siglo verán la descomposición del comunitarismo japonés de fundamentación budista. Solo algunos «clásicos» se consolidarán y las cooperativas de origen comunista mantendrán una notable estabilidad, pero el modelo kibutziano no llegará a cuajar como referente en ningún momento.

El kibutz Akan sigue existiendo hoy como una kvutza dedicada a la agricultura y a las actividades propias de una «universidad popular» de zona rural. Quienes lo han visitado dicen que el ambiente es familiar y próximo.

«Un kibutz en Hokkaido» recibió 23 desde que se publicó el Jueves 7 de Enero de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias