LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Un pingüino en los tribunales

Si el software libre paga electoralmente Microsoft paga en dólares contantes y sonantes. Los de Redmon parecen dispuestos a invertir cifras muy altas en inútiles licencias que compran pleitos ya perdidos con tal de remover la tierra bajo los pies de los desarrolladores de sistemas GNU.

En marzo, la empresa SCO, tradicional distribuidor de aplicaciones basadas en Linux y propietario de UNIX, nos sorprendió interponiendo una demanda por valor de un billón de dólares, en la que acusaba a IBM de extraer y utilizar información propietaria que adquirió de UNIX y volcarla en la comunidad del software libre.

El miércoles pasado, SCO -antes, Caldera- mejoraba su apuesta anti-Linux emitiendo un comunicado de prensa en el que anunciaba el envío de una carta a 1.500 top businesses en la que les avisaba de su responsabilidad por infracción de derechos de copyright por el uso ilegal de UNIX. Al mismo tiempo, en una decisión tan coherente con el pleito como aparentemente absurda desde un punto de vista comercial, SCO anunciaba la suspensión de su comercialización de Linux, por ser contraria a sus propios derechos sobre UNIX.

En cuanto a fundamentación jurídica la cosa está clara. La doctrina de actos propios arrasa con las escasas posibilidades de un pleito basado en trade secret como este. La opinión cuasi unánime entre los juristas era que este pleito anti-Linux carecía de fundamentación sólida. El sector quedó perplejo ante el cierre del área de negocio basado en Linux de SCO. Las explicaciones alternativas se dispararon: hasta el pasado lunes todos apostaban por considerar toda esta historia una maniobra para obligar a IBM a comprar, bajo la presión de los costes de defensa de un pleito perdido de antemano para SCO.

Microsoft sale a escena

Sin embargo, el lunes, la omnipotente mano de Microsoft aparecía, una vez más, tras tanto absurdo, tanto pleitear contra una línea de negocio propia y tantas rarezas en una compañía como SCO que hace aguas. La compañía de Gates anunciaba que había acordado la obtención de licencias de SCO para la utilización de UNIX. La explicación oficial aseguraba que Microsoft necesitaba de tales licencias para trabajar de forma legal en la integración de su sistema con UNIX.

La sorpresa inicial de descubrir, que los de Redmon invierten en integración de sistemas no impide las suspicacias de los activistas de ciberderechos: Creemos que estamos ante una muy clara maniobra de Microsoft consistente en comprar, mediante el pago por esta licencia inútil -sabemos que no desarrollan software de integración, sabemos que podrían hacerlo sin pagar ningún tipo de licencia- el pleito contra Linux, nos comenta José Luis Prieto, portavoz de la organización de ciberderechos Ciberpunk.org, simplemente, Microsoft ha pagado por esta licencia la cantidad necesaria para que compense a SCO cerrar su línea de negocio de desarrollo de aplicaciones basadas en Linux y pleitear contra IBM..

Según esta teoría, el objetivo de éste pleito no sería otro que ganar tiempo y frenar el paso de la administración europea a sistemas GNU-Linux. Por otra parte, manda a un claro y tranquilizador mensaje (yo tabién pago licencias) a todas aquellas personas que -como decía Neil Stephenson– pagan y no saben muy bien por qué.

La batalla del software libre continúa. GNU-Linux avanza tranquilo y descubre en las urnas un nuevo aliado. Microsoft compra empresas para que litiguen por él. El futuro sigue en juego en tu escritorio.

«Un pingüino en los tribunales» recibió 0 desde que se publicó el martes 27 de mayo de 2003 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Maya Nieto.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.