LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Un post de narices

La nariz ha sido motivo de mofa y bochorno para los portadores de formas o tamaños fuera de lo común. Pero aunque la nariz haya sido denostada, el olfato seguramente es el más sublime de los sentidos.

Ray BanExpresiones como «tiene narices» están en uso popular desde hace siglos. La nariz ha sido el centro de obras literarias, aunque pocas veces con amabilidad. Al contrario, la nariz ha sido motivo de mofa, causa de vergüenza y bochorno para los portadores de formas o tamaños fuera de lo común. Pero aunque la nariz haya sido denostada, el olfato seguramente sea el más sublime de los sentidos.

Gafas sin narizPuede parecer complementario a la vista, al gusto o al tacto, pero es mucho más que un mero acompañante. Genera memoria propia, tenemos recuerdos asociados a olores. Es más, podemos recordar todo tipo de lugares sólo con el hecho de pensar en determinados aromas, desde espacios abiertos, a los más extravagantes, insólitos rincones… o personas. Dicen que todo se pega menos la hermosura, pero no es del todo cierto: cada sitio, e incluso determinadas personas, nos impregnan con sus olores. El olor después de un día en la playa o la montaña es claramente reconocible. Es sabido que algo más del 60% de nuestro cuerpo es agua, que el ser humano es básicamente una concentración de diferentes líquidos y fluidos. ¿Pero qué hay de los aromas? Cada uno de nosotros tiene entre 1, 5 y 2 metros cuadrados de piel. Es mucho mas que una superficie, es un medio de relación, en contacto permanente con el entorno, que emana y fija olores.

Reaccionamos de manera tan profunda a los estímulos olfativos que entre algunas de las definiciones de perfume se encuentra la de transformación del acto de respirar en placer. Las antiguas civilizaciones ya usaban fragancias a base de aceites esenciales para aromatizar su cuerpo, ropajes o las diferentes estancias de la casa. El arte del perfume también vivió una era oscura y se perdió en Europa con la extensión del cristianismo, que prohibía el uso de fragancias por su connotación sensual. Fueron los Medici quienes al parecer recuperan su uso en Roma, y desde Italia se expandió a Francia y al resto del continente.

Sales de olorLa sofisticación del consumo hace que hoy el olor, la química de los aromas, haya evolucionado hasta el punto de sintetizar olores que estimulan receptores neuronales produciendo euforia, y con ella, por ejemplo, aumentan las probabilidades de realizar una compra, o en otros ambientes, de lanzarse a la conquista del de al lado. Hace unos años comenzaron a comercializarse los olores a medida. Si eras una organización podías definir los elementos con los que te identificabas o te inspiraban y a partir de ellos se confeccionaba tu perfume. Tuvimos ocasión de oler algunos, y como experiencia sin duda resultaba curiosa y graciosa.

Olores CorporativosSin embargo, me resulta aún más maravillosa la incorporación de los olores en los museos. Hay algo emocionante en el hecho de abrir una cajita y aspirar el aroma que según la etiqueta era el olor de una vasija de vino romano, de aceite bético, de una mina de oro o de hierro. Si la integración de tecnologías digitales añade un componente lúdico, la sensorialidad olfativa despierta la imaginación, el mundo contado en las paredes toma vida, el aroma lo dota de realidad, te transporta en el tiempo. Y es en esos momentos cuando te das cuenta de lo potente que será la realidad virtual cuando consiga incorporar todos los sentidos. Y con ello del brutal campo de trabajo que requerirá de la colaboración de tecnólogos y expertos sensoriales.

Bacon despertadorSi hasta ahora la profesión de nariz tenía su espacio consolidado en los bienes de consumo como el vino, la perfumería, o los tes, la investigación se presenta como uno de los grandes territorios a explorar en el medio plazo.

Darek FidykaEn el ámbito biomédico, la semana pasada periódicos de medio mundo ilustraron sus cabeceras y páginas centrales con narices. Un equipo de investigadores conseguía por primera vez implantar células olfativas en la médula espinal y gracias a ello un paciente en silla de ruedas volvía a caminar. El responsable de la investigación (devuelta al dominio público) contaba que esto era posible ya que las células olfativas eran las únicas que mantenían un patrón de crecimiento suficiente como para regenerar tejido nervioso. Si bien advertía de la necesidad de continuar con la investigación, parece que este hallazgo abriría una nueva vía en el tratamiento de enfermedades degenerativas.

Dr. RaismanHasta ahora los principales recursos financieros con los que ha contado el Dr. Raisman provienen de la UK Stem Cell Foundation y la Nicholls Spinal Injury Foundation. Curiosamente, en una de esas barras propicias para la conversación descubríamos días atrás a la precursora de la investigación: Almudena Ramón Cueto, que junto a Manuel Nieto-Sampedro comenzaron a experimentar en animales la terapia de implantación de células olfativas (glia) en médula espinal en el Instituto Cajal.

¡¡¡Hay que ver para cuánto da una nariz!!!

«Un post de narices» recibió 4 desde que se publicó el viernes 31 de octubre de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.