LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

primero de mayo de 1964 en el bernabeuLa cabalgata de Reyes de Madrid de este año promete ser muy guapa. Lo que no entiendo es por qué el concejal, cuando le ponen un micro delante, repite sin parar «participación» para hablar de ella. En vez de poner en valor el espectáculo per se, intenta darle un contenido extra por su presunto significado «ciudadano» y «participativo», es decir político. Y esto, que parece una tontería, en realidad tiene más fondo… y no deja de ser peligroso.

En un libro importantísimo, George L. Mosse mostró hace ya muchos años algo fundamental para entender el ascenso de las lógicas autoritarias en la Europa del siglo XX. En una sociedad en crisis profunda, la alternativa no se presentaba para los contemporáneos entre dictaduras y democracia, sino entre dos concepciones de la democracia: la liberal, basada en el voto, la representación y los partidos, que hacía aguas por efecto de la crisis económica; y las formas alternativas de dar cabida y participación en la representación de la sociedad a las masas trabajadoras. Estas formas alternativas al final consistían en distintas formas de coreografía de grandes grupos, versiones de las manifestaciones que se iban haciendo cada vez más complejas para producir esa sensación participativa, esa idea de comunión y autorepresentación emocionalmente mucho más potentente que ir a dejar un papelito en una urna. Es un camino que comienza en el nacionalismo alemán del XIX y que se revoluciona con la aparición de las megafonías: el discurso pasa a ocupar un lugar central y con él el orador, el líder. Así, en un momento dado, la «cabalgata participativa» acaba convirtiéndose en los ballets de masas de la Europa de entreguerras, en las «demostraciones sindicales» del primero de mayo de Franco o Ceaucescu, en los «días peronistas» y en los desfiles maoistas. Es decir la concepción del desfile o la concentración de masas como forma de participación popular masiva es una alternativa a la participación democrática directa a través de la deliberación o el voto.

¿Quiero con esto decir que el grupo municipal de «Ahora Madrid» es en realidad un grupo fascisto-comunista-peronista-bolivariano que quiere eliminar el proceso electoral e instaurar un sistema totalitario? No, obviamente no, esté tranquila la artillería twittera.

Pero hay que tener cuidado: el sueño de la participación alternativa produce monstruos. Uno y que ya tientan en «Decide Madrid», la joyita tecnológica de la nueva administración municipal, es el participacionismo: la sustitución del quién decide por el cómo se decide como base de la legitimación del poder. Otro lo que Mosse llamó la «nacionalización de las masas», sería el paso de la representación abstracta del voto directo y la delegación a la autorepresentación coreográfica en ceremonias de masas. Por eso, por mucho que uno se emocione con la participación y las cabalgatas de Reyes, es mejor no mezclarlas.

«¿Una cabalgata «participativa»?» recibió 16 desde que se publicó el lunes 4 de enero de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.