LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Una escuela para formar compañías comunitarias?

Una propuesta que requiere, más que nunca, vuestro contraste.

IMGP1263Tenemos buen trabajo por delante con el Manual de gestión de una compañía comunitaria, pero anima muchísimo cómo lo habéis recibido los amigos y resulta inevitable pensar un pasito más allá…

El manual es solo una forma de ordenar y liberar el conocimiento que hemos ido ganando durante esta última década sobre gestión de este tipo particular de organización de pequeña escala que hemos llamado compañía comunitaria. Pero podríamos sumar algunas cosas máś:

  1. Técnicas de deliberación y desarrollo de la autoconfianza que puede aportar el Instituto Storge
  2. Incorporación de herramientas libres para todo tipo de procesos comunitarios de producción y relación con clientes, que podría coordinar Enkidu
  3. Uso de herramientas públicas de inteligencia, como nuestro querido Resiliencia!, para encontrar oportunidades comerciales en esa «globalización de los pequeños» de la que tanto hablamos y que podría aportar Fondaki
  4. Herramientas de posicionamiento, comunicación, elaboración de discursos y relatos… Osea aprender a contar y crear mitos inspiradores para nosotros mismos y nuestro entorno.
  5. E incluso un pequeño módulo de economía comunitaria y gestión de espacios compartidos, desde los «hacker hostels» a los kibbutz urbanos…

Si unimos los puntos, el resultado sería una Escuela de creación y gestion de compañías comunitarias basada en el comunal, es decir en conocimiento en procomún. Tendríamos además una estructura económica para darle soporte: El Arte de las Cosas, la incubadora indiana. Solo nos faltaría poder disponer de un espacio para lo presencial y de un modelo autónomo de sostenibilidad. A ver qué tal os suena:

  • La base del proceso sería online y cualquiera se inscribiría como en un curso online «normal». El trabajo se articularía en un itinerario y los profesores compartirían materiales en un blog privado, formarían grupos de chat para comentarios diarios, compartirían enlaces a través de un feed propio…
  • Una vez al año, durante una semana, al modo de una Universidad de Verano, la comunidad entera de aprendizaje se reuniría en un albergue. Allí:
    • Itinerantes y monitores trabajarían juntos los proyectos de cada uno y sus planes de trabajo.
    • Invitaríamos a nuestro Dogo a enseñarnos a entender la macroeconomia y la disipacion de rentas y a amigos que desarrollan compañías comunitarias y son especialistas en distintos temas para dar charlas y talleres, según pudiéramos coordinar otros eventos que colaboraran a los costes, podríamos incluso invitar personas que nos contaran experiencias internacionales de todo tipo y desde luego organizar un encuentro con experiencias del ner group.
  • El curso se cerraría con la presentación de los proyectos empoderados por el itineario tras los que eventualmente se podrían comprometer participaciones en los proyectos.

Costes

  1. Horas de monitores. La referencia de mercado es fácil: en las clases que estamos dando para entidades y masters variados estamos recibiendo entre 90 y 120 euros por hora. Si tenemos un objetivo de 9 itinerantes, serían 10€/hora por cada uno. Para dar una referencia, es el precio de mercado de una hora de trabajo doméstico o la mitad de una clase particular en secundaria.

    Si pensamos en la media aritmética y un itinerario de 6 meses, osea unas 120 horas de tutores, el coste del curso online (dando por hecho que los indianos aportamos la estructura sin coste) sería de 1200€ por alumno.

  2. Espacio presencial y alojamiento. El coste de un albergue viene a salir por unos 40€/día por itinerante contando el coste de invitados y monitores. Osea, la semana añadiría un coste de 280€ por itinerante.
  3. Viajes de ponentes. Si incorporamos la invitación de un ponente que tuviera que viajar en vuelo internacional y alojarse en un hotel, deberíamos sumar unos 100€ por itinerante.

Osea, el coste total ascendería a 1.580€ por alumno, si añadimos un margen para costes no calculados e invisibles, digamos que el total asciende a 1.850€… una cantidad que -al no tener ánimo de lucro por parte nuestra- está muy por debajo de los costes de un curso convencional en una escuela de negocios… pero que tampoco hubiéramos podido pagar cuando creamos la Sociedad de las Indias.

Financiación y mecenazgo

Retomemos una vieja idea sobre el mecenazgo de nuestro Dogo y planteemos lo siguiente:

  1. En vez de seleccionar itinerantes seleccionamos ideas de proyecto
  2. Cada proyecto financiable aportaría dos itinerantes como mínimo.
  3. De ser seleccionado y financiable pagaría 350 euros por alumno, el restante lo aportaría en participaciones de las compañías que crearan.
  4. Esos bonos se venden por 1.500€ a inversores externos, dinero que se aportaría para cubrir los costes del curso
  5. Los bonos se incorporarían como capital social de las compañías al fundarse, con una valoración de 2.000€. En el caso de que las compañías al fundarse tomaran la forma de cooperativas, se les garantizaría un rendimiento no inferior al 8%.
  6. Para reducir el riesgo de los tomadores de bonos repartiéndolos entre los distintos proyectos, se agruparían en un producto de «El Arte de las Cosas», que repartiría lo generado cada año entre los inversores.

Contraste

¿Cómo os suena? ¿Presentaríais vuestro proyecto? El mecanismo es delicado, sin al menos 9 itinerantes dispuestos a montar proyecto y pagar 350€ y sin inversores dispuestos a cubrir al menos 13.500€ euros la idea no sería viable, así que el contraste es, esta vez, crucial. Así que por favor, sin compromiso pero tampoco a la ligera, comentad abajo, no seáis tímidos.

«¿Una escuela para formar compañías comunitarias?» recibió 0 desde que se publicó el viernes 25 de enero de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.