LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Una extraña rayuela energética

El catastrofismo ecológico parece el paraguas común de teósofos, new agers y neomalthusianos. Buscando las raices ideológicas y la historia de ASPO no deja uno de llevarse sorpresas.

HeinbergPocas imposturas han tenido tanto vuelo como la de Madam Blavatsky. Los lectores curiosos deberían leer sin falta el libro de Peter Washington, un clásico que desvela la ridícula impostura de la que bebería -hasta las heces- ése horror pararreligioso llamado New Age, la madre de todas las sectas.

Es curioso como uno vuelve una y otra vez a Blavatsky, ya sea estudiando el magma ocultista de los nuevos teóricos del nazismo europeo o el Cénit del petróleo…

Si en uno de mis últimos posts intenté desnudar los orígenes del catastrofismo ecológico de izquierda y su nacimiento como ideología post-proletaria, ahora, buscando los orígenes de las propuestas de ASPO me encuentro de nuevo con el mandril de la Blavatsky.

ASPO o el catastrofismo organizado

Verán, ASPO es la organización internacional a la que pertenece como brazo español AEREN~ Crisis Energética y su propuesta principal no es otra que el Protocolo de Uppsala/Rimini. No quiero entrar en lo que supondría este “protocolo”de llevarse a la práctica, léanlo y juzguen.

Lo más sorprendente es que este protocolo fue redactado y firmado por un profesor y dos alumnos de la Universidad de Uppsala, impulsados por un profesor visitante: Colin J. Campbell. Firmaban con el pomposo nombre de Uppsala Hydrocarbon Depletion Group, en colaboración con ASPO.

La verdad es que ASPO, que era básicamente una lista de correo, se fundó como asociación formal en Uppsala en 2002 en unas jornadas impulsadas por… Colin J. Campbell.

Es decir, el protocolo de Uppsala, también llamado de Rimini, que ASPO y sus seguidores se empeñan en presentar como una propuesta independiente de la comunidad científica, en realidad fue escrito por su propio fundador y cofirmado por dos estudiantes y un socio sueco de su red.

Campbell había dado pie en el 2000 a la formación de ASPO como lista de correo del entorno de seguidores de su famoso artículo de dos años atrás: “El fin del petróleo barato“. En él auguraba el famoso “peak oil”. Aunque el artículo había abierto un debate bastante amplio, Campbell no contó ni mucho menos con un apoyo unánime, sino más bien al contrario. Bajo la crítica, recuerda la Wikipedia, el grupo de Campbell evolucionó en su discurso sobre el cenit del petróleo de una manera no muy diferente a la de los testigos de Jehova tras el fracaso de su predicción del fin del mundo en 1914:

They point to the date of the coming peak, which was initially projected to occur by the year 1997, but the date was pushed back to 2000, then 2010, moved up to 2007 (in 2004) and later (2005) back to 2010. However, Campbell and his supporters insist that when the peak occurs is not as important as the realization that the peak is coming.

Cosa que evidentemente importa, porque prácticamente todos los escenarios menos el de Campbell/ASPO/AEREN implican unos plazos que no convertirían el cénit del petróleo en una catástrofe.

Los propagandistas de Campbell

Lo interesante es que el principal propagandista del protocolo es Richard Heinberg, que no es un científico ni un geólogo, sino un periodista propagandista full time de la buena nueva New Age.

Heinberg es el asesor principal de una de las principales iniciativas a través de la cual los campbellianos se proyectan a la opinión pública: COPAD -que suscribe también, como primer español de la lista Marcel Coderch, ingeniero de telecomunicaciones cuyos artículos en La Vanguardia de la mano de Antonio Cerrillo van posicionando como experto energético. Heinberg, cuyo libro sobre las teorías campbellianas es recomendado por Coderch en FP se ha ido convirtiendo en el principal portavoz de estas ideas en los ambientes alternativos norteamericanos.

Lean este artículo suyo en la revista “Nuevo Amanecer”: Blavatsky puro, con sus mismos guiños a lo que luego sería la ariosofía, otra hija postuma de Blabatsky

For those of us who hold to that Great Tradition, our job in the present world is clear: to keep the paradisal vision alive through the end of this dark age, and to build the foundation for a Golden Age yet to come.

Cara a entornos más verdes Heinberg defiende claramente en multitud de artículos y unos cuantos libros que la civilización, la separación de nuestra “verdadera” Edad de Oro neolítica, fue el verdadero pecado original. Comparte con Blavatsky la idea de una religión originaria común y piensa que la “pérdida de nuestra propia naturaleza” debida a la civilización puede desandarse al menos en gran parte, tanto espiritual como económica y socialmente. El primitivismo de Heinberg dibuja, como horizonte, una sociedad New Age completamente desindustrializada a la que se habría de llegar mediante una “toma de consciencia” masiva o mediante una catástrofe que nos obligara a reconciliarnos con mamá Naturaleza y por tanto con nosotros mismos.

Curioso, ¿no? Todo el esquema ideológico del relato de la crisis del petróleo que nos hace ASPO-AEREN ya estaba ahí antes de que el redactor de la “propuesta/solución” reparase en que el petroleo se iba a acabar.

Y entonces comencé a preguntarme ¿No tendrá esto algo que ver con el depopulacionismo de Heinberg que tanto gusta a la extrema derecha survivalista americana? ¿Defiende ASPO la necesidad de reducir la población mundial en beneficio de la “Madre Tierra”? ¿Qué lazos tiene con los grupos/sectas New Age?

Buscando, buscando lo primero que me encuentro con este curioso debate… Y sí, ¡cielos! como había intuido en el intercambio con Daniel, el presidente de AEREN, en los comments del un post anterior, hay mucho en ASPO de malthusianismo puro y simple…

De momento muchas piezas y muy raras aparecen alrededor de ASPO. Aún faltan algunas y sobre todo encajarlas en una historia que explique qué hay realmente detrás de ese constructo ideológico que sigo diciendo es lo verdaderamente interesante -y no las propuestas- de todo este movimiento. Seguiré reportando.

«Una extraña rayuela energética» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 4 de Febrero de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.