LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Una notable entrevista con Neal Stephenson

«El típico pueblito estudiantil como aquel en el que yo crecí era demasiado pequeño para para permitir la especialización, por lo que si los profesores querían organizar algún evento cultural, tenían que hacerlo ellos mismo en lugar de delegar el trabajo a una élite cultural separada»

Libros gratis de las Indias

neal-stephenson-shave Es la segunda vez que aparece en nuestro radar esta entrevista a Neal Stephenson realizada por Damien Walter. La primera vez, hace unos días, la publicamos como «lectura interesante». Pero la verdad es que no la leí en ese momento, a pesar de lo mucho que me llamó la atención la imagen con la que ilustramos la sección de lecturas interesantes ese día. De hecho, hoy recordé esa imagen cuando me tropecé por casualidad con la entrevista, y no fue hasta entonces que caí en cuenta de nuestra referencia anterior.

En fin, dada la insistencia con la que la notable entrevista se atraviesa en nuestro camino, decidí apuntar algunas reflexiones que me quedaron de su lectura:

Por más «normal» que nos parezca, el lugar donde nacimos y crecimos puede terminar pareciéndonos sumamente extraño con la distancia y el pasar de los años. Aunque Neal usa la palabra «extraño» en un sentido positivo, dando a entender que hasta que se fue de su pueblo natal no cayó en cuenta de que había crecido en un ambiente geek bastante particular que sirvió como combustible a su creatividad, creo que también es válido en otro sentido: nunca hay que dar demasiado por sentado que «lo normal» es que las cosas sean como en el lugar donde nacimos y crecimos. En el siglo XXI nada justifica un apego irracional a la manera de hacer las cosas que conocemos simplemente por que nos sean más familiares. Al contrario, hoy en día, más que nunca, es sumamente fácil mantenernos al tanto de otras maneras de hacer las cosas, y más bien de lo que se trata es de aportar nuestro granito de arena para abrirle fronteras a nuestro entorno. Por ejemplo, preguntándonos cuánta gente distinta le podemos presentar a los demás, y hasta a cuánta gente interesante «de afuera» podemos convencer para que se mude a donde vivimos… al menos durante una temporada.

Lo pequeño es una barrera para la especialización, pero por eso mismo es un catalizador de la verdadera innovación. Según Neal, una de las razones por las que pudo desarrollar una visión potente del «gran esquema» del desarrollo tecnológico fue el haber crecido en un pueblito estudiantil del medio oeste estadounidense:

Nunca reconocí ninguna dicotomía o conflicto entre, por un lado, la ciencia y la tecnología, y por el otro, cualquier otro aspecto de la cultura (como la literatura o la religión). El típico pueblito estudiantil como aquel en el que yo crecí era demasiado pequeño para para permitir la especialización, por lo que si los profesores querían organizar algún evento cultural tenían que hacerlo ellos mismos en lugar de delegar el trabajo a una élite cultural separada

Sobre los relatos catastrofistas del futuro tecnológico:

Deberíamos empezar por preguntarnos de donde vienen esos relatos y por qué son así; en principio no hay ninguna evidencia razonable de que el futuro en realidad se vaya a desarrollar de esa manera. Excepto, por supuesto, en la medida en que podrían hacer que la gente se desanime y se vuelva escéptica hasta tal punto que estos relatos se conviertan en profecías autocumplidas

Sobre por qué las revelaciones de Snowden no tendrían que haber sorprendido a nadie a estas alturas.

Gran parte de la conmoción y enojo expresado sobre lo que reveló Snowden me parece una farsa. Todas y cada una de las películas tecno-thrillers y series de televisión que he visto en los últimos veinte años han asumido que las agencias de inteligencia tenían todas estas capacidades de vigilancia y mucho más. Y al mismo tiempo estalló toda esa indignación en los EE.UU. sobre el fracaso de la FBI para predecir los atentados del maratón de Boston. Uno no puede indignarse al mismo tiempo por una cosa y por la otra. Tendremos todavía que raspar mucha de la costra de hipocresía que recubre a este discurso antes de que podamos siquiera empezar a hablar de ello de manera mínimamente útil

Sobre la necesidad del ejercicio físico en la era tecnológica, pero también sobre la necesidad de desmitificar las razones por las que hacemos deporte.

¿Que por qué hago lucha con espadas? Porque me gusta lo suficiente como para seguir practicándola, lo cual no ha sido así con ninguna otra actividad deportiva que he probado, por lo que me mantiene físicamente activo. La única justificación real para hacer cualquier deporte es es que mejore nuestra salud haciendo que nos levantemos y nos movamos de una manera que no es estrictamente necesaria en la sociedad tecnológica moderna. Odio tener que reducirlo a términos tan áridos, ya que en el caso de la lucha con espadas hay mucho que podría decir decir en una vena histórica y romántica, pero en realidad esto es de lo que se trata a fin de cuentas

«Una notable entrevista con Neal Stephenson» recibió 4 desde que se publicó el Viernes 30 de Mayo de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Alan Furth.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

Diseño y programación por el Grupo Cooperativo de las Indias. Visita el blog de las Indias y suscríbete al videoblog.