LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Una tecnología para gobernarlos a todos

Conforme nos acercamos a la apertura de los juegos olímpicos, el creciente poderío tecnológico chino es interpretado cada vez más como una amenaza

Cuando China anunció que abriría a los turistas el lanzamiento de su primer satélite lunar muchos entendieron que estaba haciendo un gesto de fortaleza sin precedentes. Pero cuando Alibaba.com, el principal sitio chino de comercio electrónico triplicó su valor pocas horas después de su salida a bolsa definitivamente saltaron las alarmas. Unos días después, The Economist alertaba contra las reacciones proteccionistas en EEUU y dedicaba un suplemento especial al nuevo rol tecnológico de India y China que venimos siguiendo en esta bitácora desde 2002.

Pero la obsesión china apenas comienza. Mientras en España se traducen y publican ahora las fantasías que en EEUU adelantaban hace casi diez años un mundo dominado por el país asiático, el resto del mundo mira con aprensión la cita olímpica del 2008 en Pekín. Si las cibercampañas de Amnistía Internacional o Reporteros sin Fronteras nos informan de una situación de represión ignominiosa, las empresas que colaboran en la organización de los juegos hacen ya planes de crisis pensando en la comunicación de un posible nuevo Tiannanmen.

No son pocos los que ven en estos juegos una reedición de los de Berlín en 1936, pero por lo mismo esas expectativas tienen difícil su materialización. El nacionalismo obsesivo y machacón, las loas a la pujanza económica y el creciente peso de China en el mundo están generando en el país un ambiente chovinista que unido a políticas de relocalización y represión “preventiva”, hacen muy difícil ningún susto olímpico para la dictadura china.

Tal vez sea el momento de recordar las viejas ideas que desde Jefferson a Amartya Sen han ligado el desarrollo tecno-económico a las libertades personales y políticas, poniendo un techo a las primeras si paralelamente no se construían las segundas.

Al fin, lo que China necesita urgentemente, no es llegar a la luna ni organizar unos juegos. Lo que necesitan sus ciudadanos y sus innovadores es una tecnología que no le provocará problemas de propiedad intelectual. Se llama: democracia.

«Una tecnología para gobernarlos a todos» recibió 0 desde que se publicó el lunes 12 de noviembre de 2007 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.