LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Egipto: la máquina destructora de significados contra Ibn Jaldún

Como en tantos otros momentos de crisis, uno no sabe si la descomposición se manifiesta de manera aún más cruda en los falsos relatos que se tejen alrededor de los acontecimientos, que en los acontecimientos en sí mismos.

Hazte socio de «El Arte» y haz cerveza

represeionhermanosmusulmanesCreo que a nadie a estas alturas puede quedarle duda alguna de que la revolución Egipcia de 2011 está muerta y enterrada. Pero la verdad es que los últimos acontecimientos sobre el terreno lo dejan a uno sin aliento. La contundencia con la que se han desandado los pocos pasos que en su momento parecía que el país daba hacia la consecución de algún cambio político, la fuerza con la que la realpolitik se ha impuesto por encima de cualquier otra consideración, resultaría abrumadora incluso para el observador más cerebral, o hasta el más cínico.

Un personaje en el que no he dejado de pensar desde que se dictase la condena a muerte más masiva de la historia moderna del país, en la que 529 seguidores de los Hermanos Musulmanes fueron condenados a muerte sin ningún tipo de procesamiento legal mínimamente apegado a derecho, es Ibn Jaldún, historiador árabe considerado como uno de los fundadores de la historiografía, la sociología y la economía.

Su Muqaddima, en la que hace la primera historia de las civilizaciones y la primera teoría general de la Historia, fue considerada por Arnold Toynbee como «el más grandioso trabajo de su género que jamás haya sido creado por una mente en momento o lugar alguno».

estatuaibnjaldunDescubrí a Jaldún hace muy poco gracias a comentarios de los indianos mientras conversábamos en una de nuestras mesas editoriales, e inmediatamente me di cuenta de que voy a tardar un tiempo en empaparme de su obra porque es vasta y muy profunda. Pero con lo poco que he investigado en línea me impresionó el que además de la hazaña historiográfica alabada con tanto entusiasmo por Toynbee, también sea ampliamente considerado como el verdadero fundador de la economía moderna. Y no solo se le considera como precursor de las ideas sobre las virtudes de los mercados libres sobre las que Adam Smith escribiría recién casi cuatrocientos años más tarde, sino que también se le cita como adelantándose en algunas ideas al otro gran referente del extremo ideológico opuesto: Carlos Marx.

Por eso, cuando el miércoles me tropecé con los comentarios de Dalia Ziada, prominente activista y directora ejecutiva del Centro para Estudios del Desarrollo Ibn Jaldún, en los que prácticamente se deshacía en elogios hacia el General al-Sisi, para quien al parecer todas las estrellas se están alineando para que se convierta en el próximo faraón, sería insensato decir que fue como si escuchara a Jaldún revolcarse en su tumba; porque más bien fue como escuchar su grito desgarrador desde el más allá:

ziada

Él no está hambriento de poder. Al aceptar lanzarse a la presidencia y quitarse el uniforme militar, baja de escalafón en lugar de subir… quedó muy claro en su discurso de ayer que él entiende la responsabilidad y ve la posición como un deber, no como una cuestión de prestigio… el hecho de que la mayoría de los egipcios lo quieren como presidente nos daría algo de estabilidad… porque los egipcios serían pacientes con él, le obedecerían y le ayudarían a guiarnos mientras atravesamos esta etapa tan complicada.

No solo se trata de que la reciente mega-sentencia de muerte al medio millar de seguidores de los Hermanos Musulmanes se da como clímax de un proceso de represión y autoritarismo que el año pasado implicó la masacre de cientos de otros seguidores de los Hermanos Musulmanes, sino que al-Sisi prácticamente ha restituído del todo el antiguo régimen: colocó a militares como jefes provinciales, recreó la policía secreta de Mubarak, reintrodujo los juicios militares, ha arrestado a periodista y ha usado matones parapoliciales para atacar a los partidarios del depuesto ex presidente Mohamed Morsi.

Supporters of Egypt's former President Mubarak shout slogans outside a police academy before Mubarak's trial in CairoY como si eso no fuese suficiente, nadie sabe todavía cuáles son las intenciones de al-Sisi en cuanto a la economía egipcia. Hasta ahora, con todo y que la confianza de los turistas e inversores ha mejorado modestamente en comparación con la situación de cuasi-pánico que había generado la posibilidad de que Morsi extremara la islamización del país -y también gracias las inyecciones de dinero blando provenientes del Golfo- la realidad es que lo más posible es que la estatización de la economía prosiga con al-Sisi en el poder, lo cual es, en definitiva, lo que exacerbó la crisis económica del país bajo Morsi hasta el borde del colapso, y precipitó la ola de protestas que culminaron en el golpe de estado.

Tal como lo expresó Michele Dunnen, investigadora asociada de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional,

[El enfoque de al-Sisi] es muy populista y estatista y no es lo que creo que recomendaría el FMI… la cuestión aquí es cuál va a ser el rol del sector privado. Al fin y al cabo, los pequeños y medianos productores son los que pueden generar la mayor cantidad de empleos, y por lo menos hasta ahora, no podemos decir que sentimos que él vea esto.

En definitiva, como en tantos otros momentos de crisis, uno no sabe si la descomposición se manifiesta de manera aún más cruda en los falsos relatos que se tejen alrededor de los acontecimientos, que en los acontecimientos en sí mismos. La máquina de destruir significados es implacable y capaz de instrumentalizar, trivializar, y vulgarizar hasta las ideas más supremamente esclarecedoras y empoderadoras; hasta ideas como las que nos dejó Ibn Jaldún.

«Egipto: la máquina destructora de significados contra Ibn Jaldún» recibió 1 desde que se publicó el Martes 1 de Abril de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Alan Furth.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

Diseño y programación por el Grupo de Cooperativas de las Indias. Visita el blog de las Indias y suscríbete al videoblog.