LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Vistos con ojos nuevos

Los indianos comenzamos a disfrutar de una base más amplia en nuestra pirámide del compromiso. En parte se debe a la nueva forma de comunicar desarrollada durante el año pasado, pero sobre todo al nuevo contexto social y de valores impuesto por la crisis.

Premio focus

Enhorabuena… por el premio, pero sobre todo por el proyecto

La escena es de la entrega de los premios Focus, pero es muy significativa de algo que empieza a convertirse en habitual: mucha gente conoce el proyecto de la filé indiana, se interesa por él y muestra simpatía. Los indianos disfrutamos por primera vez de un amplio escalón de adhesión en la pirámide del compromiso y la percibimos cuando vamos a participar en actos o conferencias.

Es interesante ver las marcas de posición sobre las que se configura esa simpatía y no perder de vista los límites. Basicamente se nos asocia con el devolucionismo (más por los libros que por el software que liberamos), con la triada redes-comunidad-transnacionalidad (más difuminado este último valor) y con la democracia económica (cooperativismo).

El listado de páginas más consultadas de nuestra Indianopedia reafirma y alimenta esta imagen global: Netiqueta, transnacional, postmodernidad, diversidad, teoría de redes sociales, análisis de redes sociales y devolución están consistentemente entre las 10 entradas más leídas y también entre las que más visitas desde buscadores generan.

Pirámide del compromisoPero las estadísticas no dejan de ser engañosas si no se piensan desde modelos: de los casi 4000 lectores únicos diarios que tenemos, tan sólo unos 300 nos siguen cada día y leen más de un artículo diario. Estamos en la parte de arriba de la pirámide del compromiso: esos 300 visitantes marcan la dimensión real de los escalones de la participación y la interacción, son los que mejor nos conocen y con los que nos relacionamos en la red habitualmente. Ahí están nuestras comunidades reales (familias, amigos, vecinos…), nuestros comentaristas habituales y nuestros colaboradores.

Las dudas

Pero la adhesión es un terreno más amplio, más ambiguo, en el que las expectativas son más numerosas que las certidumbres. Es el mundo de la «imagen pública». Y ahí se nos ve como «progresistas» o «libertarios» según los círculos, pero también como mercaderes aunque un poco pacatos y a veces hasta como «moralistas» por nuestra forma de entender los negocios, el compromiso con el entorno social y sobre todo por la mala cara que se nos pone frente al machismo ambiente.

A este respecto, el aumento de la zona de adhesión ha venido a coincidir en el tiempo -y es probable que esté relacionada- con la emergencia pública de Natalia, su protagonismo en conferencias y su primer libro.

Por otro lado, la corriente social de fondo, impulsada por la crisis, está generando en la sociedad un interés creciente en aquellos valores y temas que articulan la vida indiana. Hoy la cohesión social vuelve a estar encima de la mesa y la globalización empieza a mirarse desde una nueva perspectiva, incluso como la principal herramienta para enfrentar la crisis y la descomposición. Pero sobre todo, tras la época dospuntocerista marcada por la banalidad, la palabra «comunidad» está volviendo a representar algo valorado e incluso a asociarse una cierta melancolía. En consecuencia el cooperativismo y la democracia económica vuelven a ser temas de interés social mientras en el mundo virtual son cada vez más los que ven en la filé una referencia necesaria.

Pero tampoco hemos de olvidar que la crisis y la descomposición se desarrollan de manera desigual. El resultado es una cierta «re-europeización» de la conversación indiana y un ascenso del peso de México en nuestro total de lectores.

En conjunto, Europa -y en particular España- representan, por primera vez, más de la mitad del total de las visitas que recibimos y por primera vez, el anglomundo, los países centroeuropeos e incluso Asia aparecen en nuestro mapa, mientras el cono Sur pierde peso relativo

Para los indianos todo este nuevo contexto supone una oportunidad y una responsabilidad. Oportunidad para impulsar, por primera vez con un cierto viento en empopada, proyectos de impacto social global. También oportunidad para generar nuevas conversaciones y afianzar nuestro entorno. Pero sobre todo responsabilidad. Responsabilidad frente a un entorno que cada vez nos va a pedir más herramientas y menos discurso, más realizaciones y menos teoría.

«Vistos con ojos nuevos» recibió 0 desde que se publicó el viernes 29 de octubre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.