LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Vivir más y mejor? Genética… y comunidad

Defendernos de la precariedad, ganar autonomía, pertenencia, sentirnos corresponsables… disfrutar la vida nos da más y mejor vida. No hace falta esperar a los sesenta.

comunidad transgeneracional
Seguramente puedas identificar alguna situación en la que has experimentado una enorme sensación de bienestar, sentir que el tiempo se detiene y que podrías seguir así, indefinidamente, mientras piensas «esto tiene que dar años extra de vida».

mayores sanosEl envejecimiento es una de las grandes preocupaciones de nuestro tiempo. Un quebradero de cabeza para sistemas sanitarios, de previsión social o empresas aseguradoras. La longevidad de las personas afecta a cantidad de aspectos y esferas de decisión rompiendo hasta el momento todas las planificaciones. Determinar las causas del envejecimiento es una de las respuestas pendientes de la ciencia, y no es que se hayan escatimado recursos en el intento. El acceso al genoma humano, desató la búsqueda de las secuencias clave en el envejecimiento, para dar respuesta no solo a por qué unas personas viven más tiempo que otras, sino cuáles son las causas que llevan a unos individuos a contraer enfermedades características de la vejez, como el Alzheimer o las patologías coronarias mientras otros disfrutan de una salud envidiable hasta el fin de sus días.

Diferentes estudios han abordado la herencia genética como factor determinante para entender las diferencias en el proceso de envejecimiento entre personas sometidas a condiciones de vida similares. El New York Genoma Center se dedicó a elaborar el árbol genético de 13 millones de personas remontándose hasta el S.XV. Registraban fecha de nacimiento y de muerte de cada individuo para confirmar si se podía establecer algún tipo de relación entre el linaje y el tiempo de vida. Los resultados mostraron que la longevidad es uno de los rasgos genéticos menos heredables.

times epigeneticaEn 2008 el Proyecto Wellderly analizó a 600 personas de edad avanzada sin enfermedades conocidas, completamente sanas. Los investigadores partían de la hipótesis de que personas sin alteraciones cognitivas características de la vejez no desarrollaban tampoco otras enfermedades en la tercera edad. De alguna forma, pensaban que el mantenimiento de la función cognitiva servía como barrera de protección para todo lo demás. Aunque los resultados del estudio no son determinantes, creen que significa un avance claro en el intento de buscar qué mantiene la salud, en lugar de qué es lo que provoca una enfermedad.

Otras investigaciones interesantes son las que se centran en la epigenética para poner en evidencia que genomas idénticos, como en el caso de gemelos homocigóticos la longevidad y el desarrollo de enfermedades no ocurren de forma similar. El Proyecto del Epigenoma Humano estudia los cambios heredables en la función génica que se producen sin un cambio en la secuencia del ADN, y que son productos de las relaciones de un individuo con el entorno. Para científicos como Ferrucci, el secreto está en la interacción gen-entorno. Y así ha lanzado el proyecto GESTALT – Genetic and Epigenetic Signatures of Translational Aging Laboratory Testing, para «probar si es posible medir las interacciones entre nuestros cuerpos en envejecimiento, nuestros genes, nuestros entornos y nuestros estilos de vida». Durante el estudio analizará durante 10 años, las células sanguíneas de 100 personas que no padecen enfermedades o disfunciones hormonales en el momento de comenzar la investigación, para trazar los cambios epigenéticos que se hayan producido en ese periodo.

El abordaje antropológico

senior cohousingLa antropología incorpora el marco social y la biografía de cada individuo al estudio del envejecimiento. A través de ella se explicaría cómo el rol social, la satisfacción o llevar una vida feliz puede ser la clave para vivir más años de vida en condiciones de bienestar. Desde las ciencias sociales también se han buscado los patrones comunes a las poblaciones más longevas del planeta, para, a partir de ellas establecer unas pautas de comportamiento saludables. Sin embargo, tomados fuera de los entornos en los que se observan no son más que una serie de preceptos. Trasladados a otra realidad, se reducen a los consejos habituales, evita el estrés come poco y sano, haz ejercicio. Bajo este patrón, los índices de cáncer no disminuyen sino que aumentan, al igual que las enfermedades cardiovasculares o las autoinmunes. Bajo la mirada práctica y de la búsqueda del patrón lo que está quedando fuera es el elemento social. Las poblaciones más longevas también comparten una característica demográfica y es que el tamaño de las localidades oscila entre 10 y 30 mil habitantes.

Comunidades de tercera edad

senior cohousing handbookEn Europa el 31,2% de la población tiene más de 55 años (159.720.962 millones), en EE.UU, incluye el baby boom (nacidos entre 1946 y 1964) y alcanzan un 27,1% (86.208.307 millones). A diferencia de generaciones anteriores valoran por encima de todo mantener vidas activas, miran a las instituciones tradicionales con recelo, en ocasiones a causa de situaciones traumáticas con sus predecesores.

El miedo a perder la independencia pero también a sentirse solo es el principal impulso bajo el movimiento comunitario de mayores. Incipiente hace poco más de una década adopta diferentes formas, relacionadas con el presupuesto pero también con el mayor o menor deseo de integración en una comunidad.

En el escalón más bajo encontramos el modelo resort, urbanizaciones tipo condominios con los servicios de alimentación, de bienestar, actividades lúdico-deportivas, programación cultural. En el mismo nivel, pero con menores prestaciones están los apartamentos con zonas comunes, salones, comedores, donde puede haber alguna actividad organizada por los administradores, pero en general la vida en comunidad no está estructurada. En ambos casos la orientación es la de disfrutar de un retiro con posibilidad de hacer muchas cosas, con personas en la misma disposición que la tuya.

senior cohousing alturaLas comunidades intencionales de seniors siguen una lógica similar a la de las comunidades intencionales sin edad específica. En ocasiones sus miembros se juntan para crearla, y de hecho, la mayor parte de anuncios que se publican para iniciar una comunidad son de senior; o bien, las personas pueden unirse a una existente. Su modelo es mixto, ofreciendo una combinación de trabajo y vida comunitaria. Cumplen con el deseo de seguir activos no sólo como en un parque de atracciones permanente sino con trabajos productivos. Algo que resulta especialmente gratificante para una población que a día de hoy se encuentra entre los segmentos con la tasa más alta de exclusión laboral.

A nivel científico no sabemos aún qué hay tras una de las etapas más temidas de la vida. El determinismo genético pierde fuerza. La relación con el entorno y la propia actitud frente a la vida parecen capaces de producir cambios que mantienen la salud. Mantener activa la idea de futuro, la búsqueda de la satisfacción, la pertenencia y el contacto activo con otros nos hace más resistentes y resilientes.

Seguramente por eso las tendencias comunitarias crecen en nuestra sociedad y por ejemplo son cada vez más los que eligen compartir casa con otros después de los treinta y antes de los sesenta. Defendernos de la precariedad, ganar autonomía, pertenencia, sentirnos corresponsables… disfrutar la vida nos da más y mejor vida. No hace falta esperar a los sesenta, es tiempo de darle una vuelta a la alternativa vital comunera.

«¿Vivir más y mejor? Genética… y comunidad» recibió 1 desde que se publicó el lunes 9 de mayo de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.